Estrenamos ‘Miradas de Barrio’

Trenzando Miradas de Barrio
Por Josefina Buschmann[1]



La clase comienza a las 10 horas. Hay 27 estudiantes en sala.
Disponemos las sillas en semi-círculo.  Casi todos los hombres se
sientan juntos: 12 hombres juntos, de frente a la pizarra/pantalla.
(…)
-¿Tiene sentido para Uds. que les estemos preguntando por su historia?
-… obviamente porque a través de la historia esto se construyó, porque si queremos
hacer un documental, tenemos que investigar, ver qué pasó y todo eso.
[2]


  

Romper la estructura vertical de la sala de clases, transformarla en un círculo de conversación o en una sala de cine. Traer a la sala de clases las historias de los estudiantes, las de sus familia, las de sus vecinos, las de sus compañeros. Abrir la sala de clases al barrio, a su entorno cercano, a los intereses y problemáticas locales. Ese era el punto de partida del taller de video documental realizado entre abril y julio por MAFI y Red Mediación Artística (RMA), en seis cursos de entre séptimo a segundo medio pertenecientes a dos colegios de Lo Hermida[3].


Motivados por la capacidad del documental para cuestionar el territorio, el objetivo del taller era provocar una serie de reflexiones colectivas en torno a su barrio desde las perspectivas de los estudiantes. Para ello a lo largo del taller se desarrollaron trabajos grupales que reunían entre tres a cuatro estudiantes, quienes tenían como misión encontrar una temática asociada a una situación concreta que se transformaría en un pequeño proyecto documental. Paralelo a los proyectos, en cada clase se realizaron una serie de ejercicios para introducirlos al cine documental, al lenguaje y a la práctica audiovisual, cruzados todos por las temáticas guías del curso, como barrio e historia, y memoria e imagen.


En esta búsqueda de situar sus miradas en espacios, tiempos y prácticas específicas, surgieron una serie de proyectos particulares. Desde la observación de la vida escolar (el kiosko en el recreo, los partidos de fútbol y de pin pon, las “tías” del casino sirviendo la comida), el investigar cuáles eran las motivaciones de un joven para trabajar en el supermercado de la esquina, lo que pasaba con los feriantes durante y después de la feria,el desayuno compartido de las personas que ocupan la plaza junto al colegio, los pololos en el parque Peñalolén, los trucos y caídas en el skatepark, el proceso de hacer un ‘tag’, los últimos pobladores de las tomas en Peñalolén, el paisaje desde la Quebrada de Macul hasta el atardecer mirado por una de las ventanas del colegio; cada uno de los pequeños proyectos fue orquestando una geografía local viva que, orgánicamente y sin planificación previa, fue tomando un sentido relacional propio. Fue así como nació este cortometraje documental colaborativo, una especie de cadáver exquisito construido por más de doscientos estudiantes.

Ficha Técnica


Estudiantes y profesores

Colegio Tobalaba:

7mo A

8vo A

8vo B

Liceo Antonio Hermida Fabres:

IIº A

IIº B

IIº C

 

Docentes MAFI
Enrique Farías
Diego Ayala
Aníbal Jofré
Tamara Uribe
Juan Francisco González
Josefina Buschmann


Montaje
Ignacia Matus


Docentes RMA
Malén Cayupi
Emilio Terán
Manuela Valencia
Gabriel Macaya 




2016



[1] Directora de contenidos MAFI.tv, Coordinadora MAFI proyecto Miradas de barrio.

[2] Notas de campo tomadas por Malén Cayupi, docente y coordinadora RMA proyecto Miradas de barrio.

[3] Colegio Tobalaba (séptimo y octavos) y Liceo 171 Antonio Hermida Fabres (segundos medios).